Responsabilidad del edificio

Cuando se habla de “edificio” en términos del código civil, se refiere a cualquier tipo de construcción en el suelo. Por ejemplo, casas, edificios, puentes, galpones, carreteras… Además de todas las estructuras relacionadas con él, como el sistema eléctrico, las tuberías, entre otros.

La responsabilidad del edificio, entonces, abarca todos los problemas que pueden causarse alrededor de una edificación, tanto aquellos problemas legales durante la construcción o el deterioro de éste luego de ser adquirido por un tercero.

El abogado Carlos L. Corless tiene todas las herramientas necesarias para defender los derechos de los afectados y llegar a una solución en cualquier tipo de conflicto relacionado con la responsabilidad del edificio.

 

Cómo funciona la responsabilidad del edificio

En la responsabilidad civil inmobiliaria están involucrados todos los que participaron en la construcción del mismo, como el arquitecto, los ingenieros, proyectistas, la empresa constructora, la compañía proveedora de materiales y demás trabajadores y obreros. Por otra parte, los afectados son generalmente los adquirientes del edificio.

Los vicios ocultos son los errores o defectos que un inmueble trae “de fábrica”, pero que se encontraban ocultos al momento ser adquirido o que se generaron debido a algún error en la construcción. Muchos de estos se pueden deber a la negligencia de los trabajadores de la obra o a meros errores durante la edificación.

Los nuevos dueños del edificio tienen el derecho de reclamar estos vicios ocultos y pedir una compensación por los daños encontrados, que podría ser mediante la reparación del daño, reemplazo (en caso de tuberías, ascensores, entre otros) o el monto de dinero necesario para solucionar el inconveniente.

Algunos de los casos más comunes de vicios ocultos son los siguientes:

  • Problemas con interruptores, luces, tomacorrientes.
  • Grietas
  • Humedad y filtración
  • Defectos de pintura, cerámica, ladrillos, tejas…
  • Problemas con las tuberías

Es importante resaltar que, para que la responsabilidad del deterioro que se demanda sea responsabilidad de la empresa constructora y demás, y no del adquiriente, se debe tratar de deterioros que no se hayan podido detectar durante la entrega. En el caso contrario, estos podrán liberarse de toda responsabilidad y el propietario no tendría ningún derecho a resarcimiento.

 

El abogado Carlos L. Corless le asesorará y representará durante el reclamo de vicios ocultos, en donde las compañías constructoras logran en muchos casos salir inmunes al problema y evadir cualquier responsabilidad. Comuníquese por internet o por vía telefónica y plantee su problema detalladamente. Será atendido lo antes posible.

Leave a Reply